domingo, 24 de noviembre de 2013

Todo cambia

La vida pasa. Crecemos. Maduramos. Avanzamos. En algunos sentidos a mejor, en otros a peor.

La vida tiene sus etapas. Hay personas, costumbres, manías que permanecieron con nosotros mucho tiempo. Pero eso no significa que se deban quedar ahí para siempre.

El tiempo nos ayuda a ver realmente que es aquello por lo que vale la pena apostar. Poniéndonos metaforicos, cual es aquel arbol al que vale la pena podar, al que vale la pena limpiar y regar con regularidad; y al mismo tiempo ver cual es aquel otro al que ya no le podemos sacar nada de provecho, al que lo unico factible es usarlo de decoración, o incluso a aquellos a los que la única solución es usarlos como leña para que no perdamos con lo invertido.

En cierto modo, creo que con el tiempo nos hacemos mas sibaritas. Cuidamos en elegir bien a quien darle un pase de solo visitas, o a quien darle un pase VIP en tu vida. Cuidamos bien quien queremos que conozca nuestra fachada, y quien queremos que conozca el interior de cada una de las habitaciones.

Definitivamente creo que la vida nos enseña a apreciar lo que realmente vale y a dejar de lado lo que no nos aporte nada


viernes, 8 de noviembre de 2013

Mi mundo

Mi mundo, un conjunto de pequeños países. Pequeños países que se rigen cada uno por un régimen distinto. Distinto himno, distinto lema, distinto idioma.

Por nombrar algunos, nombraría el país de los Estados Unidos de la Música. En este existen diversas zonas que difieren entre si, pero pese a esto se llevan bien. Podríamos encontrar el estado del rock, quizás un poco mas pequeño que el estado del pop, pero igualmente importante. Hallaríamos también algunas que otras ciudades, que se quedaron en el pasado, y están repletas de musicotecas del siglo pasado. Por ultimo y sin menospreciarlo, encontramos algunas ciudades tan independientes que no las conoce casi nadie, tampoco quieren ser conocidas. Pese a tanta variedad, lo mas bonito es que todos se unen a la hora de ayudar a algún otro país, como el de los sentimientos.

El país de los sentimientos, ay el país de los sentimiento¡¡. Este si tiene un régimen algo inestable. Este esta regido por las emociones. Un gobierno compartido entre el amor y el odio. Un gobierno compartido entre la gratitud y el resentimiento. Entre la solidaridad y el egocentrismo. Un gobierno en guerra constante. Una guerra en la que casi siempre, sale herido alguien de fuera.

Otro país seria el de la moral. Algunas veces entra en conflicto con el de la razón. Pero casi siempre suelen ponerse de acuerdo. Estos dos son islas apartadas del resto. Son una voz acallada por los demás, una voz a la que ninguno hace caso pero a la que siempre acaban recurriendo, cuando la guerra es tan fuerte que la música no puede acallarla.
Este mundo, posee grandes satélites que comunican con los diferentes planetas, los diferentes satélites. Tantos astros, que ninguno es igual ni parecido a otro. Pero que aun asi todos tienen una estrella como referente, La Felicidad.

lunes, 21 de octubre de 2013

Tenías prisa por volver

Tenias prisa por volver. Tenias la misma prisa que corres cuando estas aquí para irte. Tenias tantas ganas por volver a esos momentos del pasado, que cuando volviste, te diste cuenta que ya no quedaba nada. Quizás es que no recuerdas con que maneras te fuiste, ni como dejaste el lugar. Quizás necesitas refrescar la memoria.

Y es que aun te empeñas en seguir volviendo. Y cada vez que vuelves. La casa. El jardín. El bosque. Vuelve a estar reluciente para ti. Pero Ay¡ Que ingenuidad. Solo son pantallas. Meros hologramas... Meros escenarios que desaparecen con sus actores tras que tu des por terminada la función.

Pero sabes. Esta obra ya no estará mas en cartelera. No para ti. A si que cuando vuelvas. No te estrañes si no te dejan entrar. Porque aquí si no se tiene respeto no se es bienvenido.

viernes, 4 de octubre de 2013

El primer dia del resto de mi vida

En unos días, mi vida cambiara totalmente. En unos días, comenzare una nueva etapa en la que, a fuerza tendré que madurar. Empezaré a tejer un nuevo trozo en el telar de mi vida. Utilizare lanas e hilos nuevos. Pero sobrevivirán antiguos retales. Siempre están ahí. Algunos los incorporamos por voluntad propia. Son esos retales que se llaman "Papa", "Mama", "Tete",... Pero otros muchos aparecerán de nuevo ahí de la noche a la mañana. Estos son "El", "Ella",... Pensábamos quizás que era algo que dejábamos atrás. Pero no, siempre hay algo que nos tira. Aunque sepamos que esos retales no sirven ni estéticamente ni funcionalmente, se van a quedar ahí. Malas costumbres, vicios, malas fijaciones,...

viernes, 20 de septiembre de 2013

Autoescuela de la vida

La amistad es una carretera de una única calzada y de dos sentidos. Unos vehículos tienen que conducir hacia un sentido y otros hacia el opuesto, ya que si solo se dirigen hacia un sentido, acaban por provocar atascos. Y simplemente los vehículos al cabo de unos cuantos atascos deciden tomar otra carretera hacia otro lugar. Hay que respetar todas las normas de seguridad menos la velocidad, en este caso cuanto mas rápido se conduzca, mejor, pero aun así debe respetar siempre las normas de urbanidad y de educación, no esta permitido sobrepasar de mala manera a los demás ni ser maleducados con ellos. El lugar al que llegan los vehículos debe ser apacible y tolerante. Se aconseja también que disponga de oficina de turismo y de gran cantidad de guías, pues ¿de que sirve ir a visitar un lugar y no conocerlo? La tolerancia debe de ser primordial, ya que estos visitantes pueden pertenecer a diferentes razas, colectivos, o simplemente pueden tener diferentes formas de pensar.

Por otro lado el lugar desde el que partimos también debe de estar bien acondicionado, ya que también pueden venir visitantes y debemos recibirlos lo mejor que podamos, debemos facilitarles en todo caso que puedan conocer el lugar y no tapar las fachadas maltrechas para causar mejor impresión, los visitantes quieren ver los edificios como son.

Por esta carretera pueden circular todo tipo de vehículos, desde el peatón mas lento, hasta el ferrari mas rápido del mercado. Si son vehículos de mercancías mejor, mientras que exista un régimen de intercambio de estas, todo funcionara mejor.

Por ultimo, este trayecto no tiene agentes que nos multen, pero eso si, al llegar al final de el trayecto se nos puede denegar el paso, ya hayamos conducido de la mejor forma o lo hayamos hecho destrozando todo a nuestro camino. Aunque muchas veces esto engaña, hay visitantes que llegan con muy buenas maneras y dentro del paraje turístico destrozan todo a su paso.


jueves, 29 de agosto de 2013

Lluvia

Las gotas caen sobre el alfeizar de la ventana de mi habitación. Van mojando el cristal poco a poco y empañandolo mas tarde. El cielo comienza a hacerse cada vez mas oscuro. Las nubes van ocupándolo todo. Comienzan a escucharse a lo lejos algunos truenos.

Cada gota que cae, se torna en un pensamiento, en un recuerdo, cuando nuestra mirada topa con ella. Se comienzan a formar arriba en lo alto. Es curioso pensar, aunque lo hayamos dado en la escuela miles de veces, como el vapor se condensa hasta formar pequeñas gotas de agua y mas tarde cae por su propio peso, para luego mas tarde con el buen tiempo, volver a convertirse en vapor y ascender de nuevo. Nadie suele reparar en esto cuando llueve. Muchos se quejan porque no hace buen día. Otros la disfrutan leyendo, escribiendo, dibujando, o simplemente pensando, recordando. Pero nadie piensa que todo esto ocurre.

Igual que la lluvia, nosotros también, nacemos, vivimos e intentamos dejar un legado. Y de nuevo otra generación, nacemos, vivimos e intentamos dejar algo para que se nos recuerde. Unos dejan sabiduría, otros amor, otros simplemente algo material.

Pero volviendo a la tormenta, es sin lugar a dudas, un ambiente óptimo para pensar, para recordar. Muchos encuentran una fuente de inspiración en ella. Otros, como yo, comienzan a sacar álbumes de fotos a los que les ha crecido el polvo de poco recordar, a observar esos momentos en los que nos lo pasamos genial, y esos otros en los que cometimos errores, esos otros en los que los repetimos, también esos momentos en los que nos esforzamos para después disfrutarlo y reparamos el error.
Habrá gente que odie esto. Pero es esa misma que se ensimisma en cosas banales, en cosas que realmente poco importan, gente que odia pensar en el pasado, que odia pensar en general, incluso pensar en algo mas allá que mañana les daña, se les a secado el cerebro de tan poco usarlo.

Pasan las horas y, de nuevo, vuelvo la vista a la ventana. Parece que se aclara, comienzo a ver unos rayos de sol. Aun llueve un poco. Mira¡ El arco iris. Sera mejor que salga a disfrutar de esta magnifica vista. Y es que, después del mal tiempo, siempre sale el sol. Siempre se aclara todo, por muy larga que sea la tormenta. Así que yo ahora, después de pasar toda la tormenta pensando en las cosas buenas y malas, voy a darme un respiro para disfrutar del sol. Y tu, ¿Vienes?

jueves, 22 de agosto de 2013

La verdadera Atlantis

Os dejo esta magnifica reflexión de Mago de Oz de la canción Atlantia, la verdad las palabras de este grupo nunca pasan desapercibidas:

Durante miles de años, los seres humanos hemos podido disfrutar, del mejor regalo que los dioses dieran jamás a ningún ser vivo

La brisa, el viento, el hermano sol y la hermana luna campos y praderas donde ver crecer a nuestros hijos
amaneceres bañados con el perfume que estornudan las flores en primavera puestas de sol decoradas por los sueños aun por concebir. Y aunque parezca mentira… inteligencia

Pero el hombre blanco despreció aquel tesoro y a medida que la vida le sonreía, el le contestaba dando patadas al destino

Si alguien lee esta carta, no olvide que el fin de esta civilización se debió al egoísmo, codicia e incultura de la raza humana.

Los hombres ya no somos mamíferos el ser humano no se convirtió en depredador la raza humana somos simplemente un virus matamos, crecemos, y nos multiplicamos

Por eso nos extinguimos por eso las aguas se tragaron nuestra civilización la verdadera Atlántida, éramos nosotros

Y por eso hemos escrito esta nota
para formas de vida inteligente venideras.

Cuando los hombres escupen al suelo…se escupen a si mismos.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Miedo escénico

Miedo escénico. Miedo escénico a interpretar nuestro papel en esta vida. No tendría que ser difícil, al fin y al cabo es el que mejor nos sabemos y el que mejor nos sabremos nunca. Quizás es miedo a que no le guste a nuestro publico. A que se levanten de su butaca y salgan ruidosamente. Pero que mas da. Si no les gusta, que se vayan a otra función, hay muchas donde elegir. Y no. Nosotros nos empeñamos una y otra vez en cambiar el guión, cambiar las acotaciones en las que nos dice que apariencia debemos tener o que sentimientos debemos expresar. Y así una vez mas cambiamos el vestuario y nuestra forma de ser para agradar a los demás.
Normalmente nos mantenemos un tiempo sin cambiar, hasta que entra un grupo nuevo de espectadores e intentamos que la función les guste, nos adaptamos a nuestro publico, cuando debería ser al revés. Si no les gusta. Si los asientos no son lo suficiente cómodos, o la sala es demasiado pequeña. Que se vayan. Fueron bienvenidos cuando entraron y también lo serán para irse. Dejemos de sobreactuar. De cambiar el personaje dependiendo del espectador. El personaje solo debe cambiar por exigencias de guión y jamás por una mala critica o una asistencia baja. La gente que se queda no lo hace por las apariencias sino por el transfondo del personaje.

martes, 20 de agosto de 2013

Tu. Yo. El mar. Nosotros

Tu. Yo. La playa. Un atardecer perfecto. Los últimos rayos del sol bañan tus mejillas. Tus ojos. Esos ojos. Esos ojos que cuando se encuentran con los mios, son como un imán del que no puedo separarme. No puedo dejar de mirarte. No podemos dejar de mirarnos...

Mas tarde. La luna. Me he dado cuenta que tus ojos, a la luz de la luna, se vuelven mas bellos. Ya es tarde. El agua comienza a apoderarse de la arena. Esta cada vez mas mojada. Estamos cada vez mas mojados.

Bañemonos. Metamonos al agua y dejemos que, poco a poco, la luna y el mar nos inunde.

Tus ojos. Mis ojos. Tus manos. Mis manos. Hagamonos uno solo con el mar. Seamos mar. Tu y yo. Solos en el mundo. Tu y yo.

Mas tarde volvamos a la arena. Parece que nuestra ropa se ha mojado por las olas. Pero ya no nos importa. La brisa marina comienza a secarnos. El mar ya ha sido testigo de nuestro amor. Nos ha unido irremediablemente y solo el tiene ahora el poder de dejarnos unidos o separarnos, pero decide dejarnos. Nos deja porque sabe que ahora, si nosotros nos separamos, el lo sufrirá como si de uno de los dos se tratara. Ahora, somos el mar. Ahora somos uno. Tu, el mar y yo. Solos en el mundo. Tu. Yo. Nosotros.

lunes, 19 de agosto de 2013

¿Por que no jugamos?

¿Porque no jugamos? Porque no jugamos al cazador y a la presa. Tu seras el cazador y yo seré tu presa. Juguemos. Yo huiré. Huiré hasta que mis pies, o mi corazón, se cansen de hacerlo. Me dejare cazar. Caeré en tus redes. Seré la presa perfecta. Apacible y tranquila después de la carrera. Me dejare llevar hasta que de nuevo, comience otro juego. Juguemos ahora al escondite. Y si buscamos un sitio en el que nadie nos vea, nadie nos encuentre. Vayamos al bosque. Mira. Esa caseta de madera parece un buen lugar. Vayamos. Escondamonos. Parece abandonada. Comencemos aquí otro juego. Que tal la Caperucita y el lobo. Esta vez tu seras Caperucita y yo el lobo. Me disfrazaré del mejor de los príncipes. Te dejare suavemente en la cama. Te Llenaré de pétalos de rosa y te haré sentir como la mejor de las princesas. Mas tarde me quitare la mascara para mostrarte mi ferocidad. Tu dirás. Que ojos mas grandes tienes. Que orejas mas grandes tienes. Que dientes mas grandes tienes... Y yo te comeré. Pero poco a poco te darás cuenta que no siempre los lobos son feroces y despiadados. Dejaremos de jugar y nos mostraremos como somos. Jugaremos entonces a ese maravilloso juego que somos tu y yo. Sin cazadores ni lobos. Solos tu y yo. En tu cama. En la mía. Sin huir. Sin esconderse. Sin enmascararnos. Tu y yo. Caricias. Besos. Amor.

Me consumo. Te consumo

Me consumes. Me consumes como este cigarrillo. Cada vez que pienso en ti. Cada vez. En ti. Papel. Boquilla. Tabaco...Mechero. Y de nuevo me consumo ante ti. Noto como paso por tus pulmones. Calada a calada. Como este cigarrillo. Me fumas a caladas lentas. A caladas profundas. De vez en cuando tiras mis cenizas a ese cenicero que ya esta lleno de mi. Y de nuevo me apagas en el sin pensar a caso en que me dañas. No sin antes apurar esas ultimas caladas. Esas dolorosas caladas. Así me siento cada vez que pienso en ti. Me consumo fumandote. Física y mentalmente. Y así siempre. Papel. Boquilla. Tabaco... Mechero. Papel. Boquilla. Tabaco...Mechero. PAPEL. BOQUILLA. TABACO... MECHERO. Y no puedo dejarlo. Te consumo. Me consumo. Hasta que la palabra consumir pierde el sentido. Y es que la amistad no tiene nada que ver en que te consuma o me consumas. Pero quizás tu te quedaste a unos pasos de ella y yo unos pasos por delante. Por eso me consumo. Me consumo. Consumo. A ti. A mi.

Para llegar a ti... antes debo de consumirme a mi